Refranes :: Parte 1


A Abril alabo, si no vuelve el rabo.
A balazos de plata y bombas de oro, rindio la plaza el moro.
A bicho que no conozcas, no le pises la cola.
A bien obrar, bien pagar.
A boda ni bautizado, no vayas sin ser llamando.
A borracho o mujeriego, no des a guardar dinero.
A buen amigo, buen abrigo.
A buen bosque vas por leña! también funciona con: A buen puerto vas por agua.
A buen entendedor, pocas palabras.
A buen hambre, no hay pan malo. también funciona con: A buen sueño, no hay mala cama.
A buen juez, mejor pastor.
A buenas horas, mangas verdes.
A burro viejo, poco verde.
A caballo comedor, cabestro corto.
A caballo regalado, no se le miran los dientes.
A cada cerdo, le llega su sabado.
A cada pajarillo, le gusta su nidillo.
A cada santo le llega su dia.
A cada uno lo toca escoger, la cuchara con la que ha de comer.
A canas honradas no ha de haber puertas cerradas.
A caracoles picantes, vino abundante.
A casa de tu tia, mas no cada dia.
A casa lleve un amigo; El se quedo de amo y yo despedido.
A cualquier dolor, paciencia es lo mejor.
A cualquiera se le muere un tio.
A cucharon grande pa' quitar el hambre.
A Dios rogando y con el mazo dando.
A donde ira el buey que no are? A donde te quieran mucho, no vayas a menudo.
A embestida de hombre fiero, pies para que los quiero!
A enemigo que huye, puente de plata.
A falta de caballos, que troten los asnos.
A falta de manos, buenos son los pies.
A falta de pan, buenas son las tortas.
A grandes males, grandes remedios.
A jugar y perder, ganar y callar.
A la cama no te iras sin saber una cosa mas.
A la cena y a la cama, solo una vez se llama.
A la gallina no les pesan sus plumas.
A la gallina y a la mujer, le sobran nidos donde poner.
A la hora mala, no ladran los canes.
A la iglesia no voy porque estoy cojo, y a la taberna, poquito a poco.
A la larga, todo se arregla.
A la larga, todo se sabe.
A la mejor dama se le escapa un ped*.
A la mesa de San Francisco, donde comen cuatro, comen cinco.
A la mujer bigotuda, de lejos se la saluda.
A la mujer no la cates, no es melon.
A la mujer por lo que valga, no por lo que traiga.
A la mujer ventanera, tuercele el cuello si la quieres buena.
A la mujer y a el papel por detras has de ver.
A la mujer y a la suegra, cuerda.
A la mujer, ni todo el amor, ni todo el dinero.
A la par, es negar y tarde dar. A la tercera va la vencida.
A la vejez se acorta el dormir y se alarga el gruñir.
A la vejez, cuernos de pez.
A la vejez, dinero y mujer.
A la vejez, viruela.
A largos dias, largos trabajos.
A las diez, en la cama estes; mejor antes que despues.
A las mujeres y a los charcos, no hay que andarles con rodeos.
A lo que no puedas, no te atrevas.
A lo que no puede ser, paciencia.
A lo que se quiere bien, se castiga.
A los 20 valiente, a los 30 casado, y a los 40 rico; si este dicho no se cumple, este gallo clavo el pico.
A los 60 pocos hombres conservan su herramienta, y es por regla general, que desde los 50 anda mal.
A los cuarenta de edad, facil viene la enfermedad.
A los enemigos, barreles el camino.
A los quince, los que quise; a los veinte, con el que diga la gente; a los treinta, el primero que se presenta.
A los tontos no les dura el dinero.
A los treinta doncellez, muy rara vez.
A maestro de espada, aprendiz de pistola.
A mal de muchos, remedio de pocos.
A manos frias, corazon ardiente.
A mas beber, menos comer.
A mas doctores, mas dolores.
A mas servir, menos valer.
A mis años llegaras o la vida te costara.
A misa temprano, nunca va el amo.
A mocedad sin vicio y de buena pasada, larga vejez y descansada.
A mocedad viciosa, vejez penosa.
A mono viejo no se le hace morisqueta.
A mucho amor, mucho perdon.
A muy porfiado pedir, no hay que resistir.
A nadie le hace mal el vino si se bebe con tino.
A nuevos hechos, nuevos consejos.
A otro perro con ese hueso.
A palabras necias, oidos sordos.
A pan de quince dias, hambre de tres semanas.
A pan duro, diente agudo.
A perro sarnoso todo son pulgas.
A persona lisonjera, no le des oreja.
A pesar de ser tan pollo tengo mas plumas que un gallo.
A picada de mosca, pieza de sabana. A poco pan, tomar primero.
A quien amasa y cuece, muchas cosas le acontecen.
A quien amasa, una le pilla y ciento le pasa. A quien cuida la peseta nunca le falta un duro. (En España, cinco pesetas es un duro.)
A quien Dios ama, Dios le llama.
A quien Dios no le dio hijos, el diablo le dio sobrinos.
A quien gana buscaras, que quien pierde, el volvera.
A quien has de acallar, has de halagar.
A quien le dan pan que no coma.
A quien mucho tememos, muerto le queremos.
A quien no ama a sus parientes deberian romperle los dientes.
A quien paga adelantado, mal le sirve su criado.
A quien por sufrir deja la vida, vida por sufrir deja a la muerte.
A quien te engaño una vez, jamas le has de creer.
A quien tienes que dar la cena, no le quites la merienda.
A rey muerto, rey puesto.
A rio revuelto, ganancia de pescadores.
A su tiempo maduran las brevas.
A todo puerco gordo le llega su San Martin.
A tu mujer no la alabes, lo que vale tu lo sabes.
A unos da Dios ovejas, a otros, orejas. A veces perdiendo se gana.
A veces vivimos nuestra vida sintiendonos encadenados, sin saber que nosotros tenemos la llave.
Abejas sin comida, colmenas perdidas.
Abierto el cajon, convidado esta el ladron.
Abogadito nuevo, perdido el pleito.
Abracijos no hacen hijos, pero son preparatijos.
Abre el ojo, y te ahorraras enojos.
Abre la boca, que te va la sopa.
Abriga bien el pellejo, si quieres llegar a viejo.
Abrojos, abren ojos.
Aceite de oliva, todo el mal quita.
Aceitunas amargas, con el vino se pasan.
Acertar a la primera, no se ve todos los dias.
Aclaracion no pedida, acusacion manifiesta.
Acoge lo provechoso, y no admitas lo dañoso.
Acuerdate, nuera, de que tambien seras suegra.
Adelante con los faroles.
Ademas de cornudos, apaleados.
Adentro Ratones, que todo lo blanco es harina!
Adonde el corazon se inclina, el pie camina.
Afortunado en el juego, desgraciado en amores.
Agarrando aunque sea fallo.
Agarreme, que llevo prisa.
Agosto, frio el rostro.
Agua corriente, no mata a la gente; agua sin correr, puede suceder.
Agua corriente, sana a la gente.
Agua de sierra, y sombra de piedra.
Agua en ayunas: o mucha, o ninguna.
Agua en cesto, se acaba presto.
Agua le pido a Dios, y a los politicos, nada.
Agua no enferma, ni embriaga ni endeuda.
Agua pasada, no mueve molinos.
Agua por mayo, pan para todo el año.
Agua que haya de beber, no la enturbiare.
Agua que no has de beber, dejala correr.
Ahogado el niño tapan el pozo.
Ahora que tenemos tiempo, cuentame un cuento.
Aire de Levante, agua delante.
Ajo que del hornillo salta, al diablo vaya.
Ajo, cebolla, y limon, y dejate de inyeccion.
Ajo, sal, y pimiento, y lo demas es cuento.
Al "andate de mi casa" y "que quieres con mi mujer", nunca hay que responder.
Al "ayer" lo conoci, pero a "mañana" nunca lo vi.
Al abad sin ciencia ni conciencia, no le salva la inocencia.
Al agradecido, mas de lo pedido.
Al amigo que en apuro esta, no mañana, sino ya.
Al amigo reconciliado, con un ojo abierto y el otro cerrado.
Al amo listo y avisado, nunca lo engaña el criado.
Al asno lerdo, arriero loco.
Al barrigon, no le vale faja.
Al bien, buscarlo, al mal espantarlo.
Al buen callar, lo llaman Sancho.
Al buen dia, metelo en casa.
Al buen pagador no le duelen prendas.
Al bueno buscaras y del malo te apartaras.
Al bueno por amor y al malo por temor.
Al buey viejo pasto biche.
Al cabo de cien años, todos seremos calvos.
Al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios.
Al dedo malo, todo se le pega.
Al desnudo, todo le llega menos ropa.
Al enemigo honrado, antes muerto que afrentado.
Al enfermo que es de vida, el agua es medicina.
Al espantado, la sombra le basta.
Al freir sera el reir.
Al hablar como al guisar, su granito de sal.
Al hombre de dos caras, rayo que lo parta.
Al hombre desconocido, no le toques la oreja.
Al hombre mayor, dale honor.
Al hombre osado, la fortuna le da la mano.
Al hombre pobre no le salen ladrones.
Al hombre se mide de cejas arriba.
Al loco y al fraile, aire.
Al mal paso, darle prisa.
Al mal tiempo, buena cara.
Al marido, amarle como amigo, y temerle como enemigo.
Al nopal nada mas lo visitan cuando tiene tunas.
Al pan se arrima el perro.
Al pan, pan; y al vino, vino.
Al peligro con tiento, y al remedio, con tiempo. Al perro muerto, echale del huerto.
Al pez, una vez.
Al potro y al niño, con cariño.
Al que a buen arbol se arrima, buena sombra le cobija.
Al que Dios se lo dio, San Pedro se lo bendiga.
Al que le caiga el sayo, que se lo ponga.
Al que le sirva el sombrero, que se lo ponga.
Al que madruga Dios lo ayuda.
Al que nace barrigon, es inutil que lo fajen.
Al que nace pa´ tamal, del cielo le caen las hojas.
Al que no quiere caldo se le dan dos tazas.
Al que obra bien, bien le va.
Al que teniendo cama, duerme en el suelo, no hay que tenerle duelo. Al que toma y no da, el diablo se lo llevara.
Al reves te lo digo, para que me entiendas.
Al roto, patadas y porotos.
Al saber le llaman suerte.
Al ultimo siempre le muerde el perro.
Al viejo no le falta que contar, ni al sol ni al hogar.
Alabanza propia, mentira clara.
Alabate cesto, que venderte quiero.
Alabate pollo, que mañana te guisan.
Alas tenga para volar, que cebo no me ha de faltar. Alegria secreta, candela muerta.
Algo busca en tu casa, quien te hace visitas largas.
Algo tendra el agua cuando la bendicen.
Alguien se puede salvar de un rayo; pero de la raya no.
Algun dia, ahorcan blancos.
Algunos tienen buena jaula, pero malos pajaros.
Alla va el niño, donde le tratan con cariño.
Alla van leyes, do quieren reyes.
Alli se puede comer por una peseta.
Ama a quien no te ama; responde a quien no te llama; andaras carrera vana.
Ama y guarda.
Amanecera y veremos, dijo un ciego, y amanecio y no vio.
Amar a todos, confiar en nadie.
Amar a todos, temer a Dios tan solo.
Amar y saber, todo no puede ser.
Amigo de uno, y enemigo de ninguno.
Amigo que no da pan y cuchillo que no corta, aunque se pierda no importa.
Amigo reconciliado, enemigo doblado.
Amigo sin dinero, eso quiero; que dinero sin amigo, no vale un higo.
Amistad de boquilla, no vale una cerilla.
Amistad fuerte, llega mas alla de la muerte.
Amistad por interes, no dura porque no lo es.
Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas.
Amor con amor se paga.
Amor con casada, solo de pasada.
Amor con casada, vida arriesgada.
Amor de lejos, amor del pend*j*.
Amor de madre, que todo lo demas es aire.
Amor de p*t* y vino de frasco, a la noche gustosos, y a la mañana dan asco.
Amor es el verdadero precio del amor.
Amor es el vino que mas pronto se avinagra.
Amor grande, vence mil dificultades.
Amor irresoluto, mucha flor y poco fruto.
Amor loco, yo por vos, y vos por otro.
Amor no correspondido, tiempo perdido.
Amor no es quien enciende la flama en el corazon, sino la pareja que mutuamente la mantiene viva.
Amor no quita conocimiento.
Amor por interes, se acaba en un dos por tres.
Amor sin celos, no lo dan los cielos.
Amor trompetero, cuantas veo tantas quiero.
Amor verdadero, el que se tiene al dinero.
Amor viejo, ni te olvido ni te dejo.
Amor y dolor son del mismo color.
Amor, tos y dinero, llevan cencerro.
Amor, viento y ventura, poco dura.
Amores nuevos olvidan los viejos.
Andando, andando que la Virgen te va ayudando.
Ande o no ande, la burra grande.
Ande yo caliente, y riase la gente.
Ante la duda, abstente.
Antes de acabar, nadie se debe alabar.
Antes de mil años, estaremos todos calvos.
Antes de que te cases, mira lo que haces.
Antes de tomar casa donde morar, mira su vecindad.
Antes mujer de un pobre, que manceba de un conde.
Antes que acabes, no te alabes.
Antes se pilla al mentiroso que al cojo.
Aprendiz de mucho, maestro de nada.
Aprovecha el tiempo bueno, ya que el malo se mete solo.
Aqui hay mucho cacique y poco indio.
Aqui jodi*, pero usted no tiene la culpa.
Aqui se rompio una taza, cada quien se va a su casa.
Aqui yace quien nacio y murio, sin saber nunca para que vivio.
Aramos, dijo la mosca al buey.
Arbol que nace doblado, jamas su tronco endereza.
Arca cerrada con llave, lo que encierra no se sabe.
Arco en el cielo, agua en el suelo.
Arco iris al amanecer, agua antes del anochecer.
Arco iris al mediodia, llueve todo el dia.
Arco por la tarde, buen tiempo aguardes.
Arma de Dios es Cristo.
Arrastrando, arrastrando, el caracol se va encaramando.
Arrieros somos y en el camino andamos.
Atender y entender para aprender.
Aullar contra el ciervo, perder voces y tiempo.
Aun no ensillamos, y ya cabalgamos.
Aun queda el rabo por desollar.

Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prision.
Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
Aunque las sillas hayan cambiado, los asnos siguen siendo los mismos.
Aunque los dos son de barro, no el lo mismo bacin que jarro.
Aunque se saque el oro de vil escoria, a todos les huele a gloria.
Aunque tengas todo lo que desees en la tierra, nunca dejes de mirar al cielo.
Auyama no pares calabaza.
Averiguelo, Vargas.
Ayudate que yo te ayudare.
Año de nieves, año de bienes.
Año nuevo, vida nueva.
Años de higos, años de amigos.
Años de nones, muchos montones.
Años y desengaños hacen a los hombres huraños.

0 comentarios:

Publicar un comentario